jueves, 28 de octubre de 2021
Buscar
El tiempo

“Solo un luchador” Pablo Sánchez Sánchez “La historia de una gladiador de nuestra era”, descubre los sueños de un joven de pueblo que llegó a campeón de España

libro El Galgo
libro El Galgo

Con mas de medio
centenar de combates como amateur, salvo una docena todos ganados por KO, antes
del tiempo. Logró el titulo de campeón de España de los pesos medios en una
histórica velada en su ciudad natal, Tarancón un 7 de Septiembre de l970. Lo retuvo
durante casi 3 años, defendido en dos ocasiones, para perder en un combate en 1973
en Zaragoza, tocó la gloria, el éxito, pero con su humildad, sencillez y capacidad de
trabajo, no se desligó de lo que había y ha sido siempre su profesión de maestro
chacinero, donde supo ganarse un merecido prestigio. Pablo Sánchez Sánchez “el
Galgo” en su feliz jubilación, ahora dedicado al golf y con reuniones periódicas con
ex boxeadores de su época, cuenta con una biografiá, editado que ha salido a la calle,
pero no es una biografía al uso. En ella, en 6 capítulos y 160 paginas, de fácil lectura,
el lector, los numerosos seguidores de aquel campeón de España de Boxeo de
principios de los 70, pueden descubrir el arduo trabajo, no solo de él, con sus sueños
cumplidos en buena parte, ademas, el sentido de la responsabilidad, el amor y respeto
hacia la familia y la sociedad. La amistad y el agradecimiento.

Estaba previsto un
acto de presentación en Tarancon, pero la pandemia no lo hizo posible y se ha puesto
a la venta el libro, si bien, es posible que se pueda llevar a cabo si la pandemia
permite ir levantando mas las medidas sanitarias. Pablo, esta en posesión de la
Medalla de Plata al Mérito Deportivo por su trayectoria como boxeador (1999)
entregada en el año 2000 por Jose Bono a propuesta de Gonzalo Pelayo

Es el menor de diez
hermanos, de una familia trabajadora, emprendedor, unida, de creencias republicanas.
El padre, Ángel, amigo del General Emilio Villaescusa, el pintor Emiliano Lozano y
la familia Rius, todas de raigambre taranconera, que nos descubre en este libro.
Pablo Sánchez,
agradece a uno de sus sobrinos, Alejandro Sánchez el que fuera el impulsor de que
vieran la luz “un montón de hojas de papel escritas a mano con una letra difícil
de comprender”, dice en la introducción del mismo que ha contado con la
colaboración del que fuera autor de la biografía de Juan Carlos de la Ossa “Tete” el
pentacampeón de España de Campo a Través en la década del 2000, Javier García
Herrero, taranconero, residente en Aranjuez, quien en la presentación confiesa no
entender de boxeo, “ni siquiera soy aficionado. Tampoco es necesario” dice para
adelantar al lector que “no es la historia de un boxeador. Es la historia de un
luchador”

El libro es ameno y
de fácil lectura y de alguna manera hilvana cosas y gentes de Tarancón, situando en
cada momento de la década de los 6o y 70 e incluso actualizando a nuestros días. Se
encuentran parajes, familias, calles y personajes de cada momento.

De esos folios
manuscritos de Pablo Sánchez Sánchez “El Galgo” ademas de las referencias
familiares, desde el amor a sus padres Dolores y Ángel. La forma de vida de sus
niñez y los sueños, pero siempre con el respeto y disciplina familiar. Lo que le llevó a
ser aprendiz de “peluquero con su tío Edu”. Algo que no le gustaba mucho, pero no
se le daba mal. Cuando su padre le dio a elegir su seguía la profesión familiar de
“matarife” como alguno de sus hermanos o estudiar, algo que no se le daba muy bien.
Descubrimos, su
afición al deporte, hasta montar con sus amigos un gimnasio en casa de sus padres
para entrenar. Jugó al fútbol y pudo haber sido un buen lateral, incluso se interés el
At. De Madrid. Representó a Tarancón en campeonatos provinciales de atletismo, con
la entonces OJE y logró cinco títulos provinciales, cuyas medallas, cuenta “mi madre
dijo que las pondría a la venta...” sin duda por las necesidades familiares.

Como en el Servicio
Militar cuando había que cortar el pelo a la tropa, pidieron si alguien sabia algo y
salió y con ello ganaba algunas pesetas, pero no se conformaba y pidió a su padre que
hablara con Emilio Villaescusa para que los trasladaran de Cuartel donde él quería
para estar mas cerca del Gimnasio para entrenar.

Las relaciones y
apoyo de sus hermanos y hermanas, una de ellas monja en Sevilla. De sus
entrenadores París, King Tunero que lo hizo campeón. Como simultaneaba el trabajo
en la fabrica de embutidos para poder entrenar y tambien realizar combates. Como
vivió momentos de éxito, viajes por España y las veladas y carteles...

El Pablo Sánchez,
incansable trabajador y de alguna forma soñador, pero en todo caso, consciente que el
deporte del boxeo no seria para toda la vida y no dejó su profesión, en la que
agradece la confianza de Luis Loriente su jefe en Tarancon cuando lo envió a realizar
el curso para ese fin. La responsabilidad en todas las empresas que ha trabajado. De
los vaivenes empresariales hasta el éxito en su fábrica de Valdilecha, cuando
comenzó con una bascula y una registradora con la que cobraba sus mujer. Fiel a la
familia, como a el le habían educado, es padre de tres hijas, que no querían seguir la
profesión del padre, con la empresa y ante las dificultades por las exigencias
sanitarias para contar con la fabrica de embutidos, que en un momento importante
dejó para dedicarse a la actividad inmobiliaria y poder “jubilarme con 60 años” y
dedicarse al golf y reunirse como hace con ex boxeadores, después de haber pasado
por el quirofano, para unas placas en las piernas.

Ha sido un boxeador
que no ha estado castigado ni el rosto, ni la mente, algo que sorprendía a no pocos
especialistas y supo dejarlo en su momento.

El lector encontrará
en esta historia, sencilla, muchos nombres a los que agradece su confianza y ha

mantenido su amistad. Otros recordados, ya fallecidos, sobre todo a quienes
organizaron, no solo la velada del Campeonato de España donde se erigió campeón
en l970 y otros de amateur en su ciudad natal, de donde se fletaban autocares para
seguir en sus veladas en la capital de España, sobre todo o en Cuenca, donde tambien
peleó. Sanchez hizo tambien algunos combates en otros paises, Inglaterra y Francia.
La bibliografía
taranconera sigue incrementando, enriqueciéndose y acercando a hombres y mujeres
que han llevado con brillantez el nombre de Tarancón, que han defendido con
dignidad.

Un recorrido por el
Tarancon de la época desde el Celemin, donde vivia la familia y vino al mundo. La
escuela con doña Josefina de ahi a las de la Plaza de España y el Colegio Melchor
Cano, donde pudo acudir por el convenio de su padre, hacia la matanza, los
embutidos para el centro para que el tuviera alli la beca, pero no era lo suyo los
estudios. De los combates organizador en Tarancón, en corto espacio de tiempo, tres
alcales subieron al ring a entregar trofeos, Santiago Moya, Isidro Saiz y Francisco
Manzanares. Datos, recuerdos que a traves de la historia de Pablo Sanchez, el
campeon de España, nos trasladan al Tarancon socio cultural deportivo, costumbrista
y tradicional de la ciudad en los 60 y 70. Merece la pena su lectura.

Comentarios