martes, 22 de septiembre de 2020
Buscar
El tiempo

El Consejo Social aborda el decreto que regulará la transición a la ‘nueva normalidad’ en Castilla-La Mancha

§  El documento, que se divide en bloques de actividad, mantiene criterios uniformes en cuanto a cuestiones de aforo que se establece en un 75 % para establecimientos y actividades, salvo algunas excepciones.

§  Entre las novedades está el caso de las terrazas donde se permite la ocupación del 100% de las plazas autorizadas al aire libre y los alojamientos de albergue donde se limita la ocupación hasta el 50% de su aforo.

§  Martínez Guijarro ha destacado que “este decreto nace con vocación de ser adaptado a la realidad sanitaria que vaya teniendo la Comunidad Autónoma”, por lo que se ha establecido hasta el 15 de julio como una primera fase para contemplar futuras medidas.

p1eb62gibs1u7h4tq7hdipk1ap4
p1eb62gibs1u7h4tq7hdipk1ap4

El Consejo Social para la Transición frente al COVID-19, que ha reunido a cerca de una treintena de colectivos y entidades representantes del tejido económico y social de Castilla-La Mancha, ha abordado el borrador del decreto que regulará la transición de la Comunidad Autónoma hacia la llamada ‘nueva normalidad’ una vez que finalice el estado de alarma.

Ha sido durante el encuentro celebrado hoy en el Palacio de Fuensalida -sede de la Presidencia autonómica- tras el que el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha detallado algunas de las medidas que se establecen en el decreto que el Ejecutivo de Emiliano García-Page hace “un planteamiento claro de intentar compaginar el mantenimiento de esas medidas de prevención con la reactivación de la economía en nuestra región”.

Para ello se plantea, con carácter general, la exigencia de ser “muy escrupulosos en las medidas de higiene”, ha señalado el vicepresidente, que ha avanzado que, el nuevo decreto exige que -aparte de la limpieza que se haga en cada uno de los establecimientos- al menos una limpieza y desinfección entre la apertura y el cierre del mismo en cada jornada.

Aforo generalizado del 75%

El documento, que se divide en bloques de actividad, mantiene criterios uniformes en cuanto a cuestiones de aforo que se establece en un 75% del autorizado para cada uno de los establecimientos y actividades, salvo algunas excepciones, como es el caso de los pequeños comercios donde la medida es cuatro metros cuadrados por persona.

En el caso de eventos de carácter social, como las bodas, se establece ese máximo del 75% de su aforo y, en todo caso, un máximo de 250 personas en espacios al aire libre o de 150 personas en espacios cerrados. En el caso de los velatorios, el documento contempla un máximo permitido de 50 personas si se produce en un espacio libre o 25 en espacios cerrados.

Lo mismo sucede en establecimientos de hostelería, salvo en el caso de las terrazas donde se permite la ocupación del 100% de las plazas autorizadas al aire libre. Otra salvedad está en las discotecas y bares de ocio nocturno donde, si bien el aforo se establece en ese 75% genérico, no pueden usarse las pistas de baile.

Tal y como ha apuntado el vicepresidente, dentro de esta generalización del aforo, también para zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos, se encuentra la única excepción que suponen los alojamientos de albergue donde se limita la ocupación hasta el 50% de su aforo.

En el caso de las bibliotecas, museos, salas exposiciones y yacimientos, el aforo permitido es el mismo, teniendo en cuenta que los grupos para las visitas guiadas no pueden superar las 25 personas.

Además, Martínez Guijarro ha detallado que, en virtud a este documento, permanecerán cerrados los Centros de Mayores y los Centros de Día anexos a Residencias de Mayores aunque sí abren aquellos Centros de Día que no estén anexos, con el fin de poder atender a personas en situación de dependencia.

Desaconsejadas las fiestas patronales hasta el 15 de julio

En lo que se refiere a la organización de fiestas patronales en los municipios de la región, el decreto contempla recomendación de que no se celebren hasta el 15 de julio. No obstante, ha puntualizado Martínez Guijarro, “en el caso de que alguien quiera realizar algún tipo de fiesta, vamos a exigir al organizador un plan de contingencia”.

El documento que marcará las pautas a seguir a partir de este domingo también regula todo relacionado con la celebración de mercadillos, que incrementan hasta el 75% su capacidad de uso priorizando a vendedores de productos de primera necesidad y estableciendo una distancia entre los puestos de metro y medio.

Finalmente, Martínez Guijarro ha destacado que este decreto “nace con vocación de ser adaptado a la realidad sanitaria que vaya teniendo la Comunidad Autónoma”, por lo que la normativa podrá modificarse en próximas reuniones del Consejo de Gobierno. A este respecto, ha señalado que en el Ejecutivo autonómico “nos establecemos, para algunas actividades, hasta el 15 de julio como una primera fase para contemplar futuras medidas”.

El Consejo de Gobierno Extraordinario tiene previsto aprobar este decreto diseñado para regular la actividad social y económica a partir del próximo domingo cuando las comunidades autónomas y los ayuntamientos asumirán un papel de control de las actividades públicas en cada territorio.

Comentarios